miércoles, 24 de diciembre de 2014

Aplauso

Hola! Hoy es nochebuena y mañana Navidad, como dice el Villancico.
Me paso por aquí para comentaros que aplaudo la iniciativa de este año de nuestro ayuntamiento. Siempre hacen fiesta de Navidad, y los días de vacaciones tienen los niños actividades con monitores donde poder dejarlos los padres que trabajan.
Pero no sólo por eso, el año pasado pusieron talleres de globoflexia, y de pintura de cara. Este año dos castillos hinchables, uno para los niños de mayores y otro para los pequeños. A Peque le encantó.
Y la típica foto de Papá Noel (pobre hombre) vestido de rojo con barbas y con la calefacción a tope. Foto de estudio, con un fotógrafo profesional. Y no sólo eso, sino el regalito para los niños. A nosotros nos dieron el regalo de 0-2 años. Y así como el año pasado le tocó una pelota y a las niñas una muñeca. Este año le tocó, a niños y niñas un coche de juguete.
Por eso aplaudo al ayuntamiento, por no hacer destinciones de género y regalar un juguete a niños y niñas con el que jugar por igual.

¡¡Feliz Navidad!! 

Especialmente a esas personas que les toca estar fuera de casa, sea por la razón que sea. (Papá, va por ti, aunque hoy te toque trabajar, la noche está incompleta sin ti. TKsM). Y feliz navidad a aquellas personas que en su mesa sobrará en cubierto por una ausencia irremplazable (Abuela, te has ido hace 3 meses y estas serán mis primeras navidades sin ti, un beso estés donde estés)

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Cerazet 2

Me encontraba mal desde hacía dos semanas: Dolor continúo e hinchazón de pechos, dolor de cabeza y mareos. Cansancio y pasé de dormir casi ocho horas a once. Y a los pocos días... náuseas, ardor de estómago, gases, digestiones lentas. ¿Ya veis por dónde van los tiros? Y ya casi cumplidas las dos semanas, se añadieron dolor de ovarios.
Me había olvidado de tomar una píldora de Cerazet, y me tomé esa y la que me correspondía a las veinticuatro horas, y para más INRI estuve tomando antibióticos, cosa que disminuye el efecto de anticonceptivos orales. Y lo más alucinante, de la noche a la mañana se me había pasado todo signo de dolor de la displasia de cadera.

El fin de semana ya estaba paranoica, le pedí a mi marido que me trajera un Predictor (más de 8 €). Y lo hicimos al día siguiente, pero como serían unos diez días, dio negativo (pero bien podría ser un falso negativo porque la hormona del embarazo todavía no estaba muy presente). El lunes fui a mi médico de cabecero, me recomendó que dejara de tomar Cerazet, y otra prueba de orina negativa. Interrumpiendo el Cerazet podría quedar embarazada si no lo estaba ya, y tenía miedo que fuera algo del estómago y por culpa de un embarazo que no existía no poder hacer otras pruebas o tomar medicamentos.

Así que, fuimos de urgencias ginecológicas. Me hicieron otra prueba de orina, negativa, y una eco-vaginal, la que meten la cámara para explorar (no es nada cómoda pero es lo que hay). Total, que su explicación fue, que como estaba tomando Cerazet se había vuelto en mi contra y provocado lo que yo consideré un "embarazo hormonal", todos los síntomas de un embarazo pero sin embarazo, sin feto.

Mi decisión ha sido dejar definitivamente el Cerazet y descansar varios meses el cuerpo de hormonas y no hormonas, así que, otra que se apunta al preservativo.


PD: Bego me preguntaba por mi tobillo en otro post, al final, no fue nada, no había rotura, ni derrames ni luxaciones, sólo descanso.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Cerazet

Hace un tiempo os hablé de anticonceptivos, después de haber ido a buscar información en el centro de matronas de mi ciudad. Y como no sabía por cuál decidirme, me quedé con lo que estaba, pues estoy muy contenta.

Es Cerazet, me lo recomendó mi matrona para tomar durante la lactancia porque era muy suave. Inconvenientes: si se olvida o se tiene diarreas o vómitos, como me paso unos días antes de la boda que tuve en verano. Estuve un mes entero con una pequeña regla, digo pequeña, porque era un leve pero molesto manchado y hay que utilizar protección de barrera y tener cuidado de que pueda haber un posible embarazo si ha practicado sexo los sietes días anteriores y también depende en que semana del Cerazet.

Pero en general, es muy cómoda. Y lo mejor, es que, en mi cuerpo (en otros cuerpos puede tener diferentes reacciones) tengo amenorrea (falta de sangre de la menstruacción). Es uno de los efectos secundarios, ausencia total de sangre (aunque, os debo confesar que los síntomas los tengo, pasando de acné ocasional, a malhumor, hinchazón y dolor de tetas, pero sin el dolor de la regla, claro está).

A lo que iba, mi madre lo sabía desde hacía tiempo. Y siempre me suelta.
-Madre: Y ¿no te vino esa regla tan grande? Recuerdo que a mi me vino cuando estaba comprando el vestido para bautizo.
-Yo: No, (por enésima vez) no me vino, ni va a venir que estoy tomando un anticonceptivo (le repito por enésima vez los efectos).

Hace dos días, me aparece por detrás, cuando estaba siguiendo a Peque por su casa.
-Madre: ¡Estoy muy preocupada! -Yo suspiro.- Eso no es normal. La sangre tiene que salir. Es sangre mala, siempre se ha dicho.
-Yo: Ya te he dicho que es sangre que el cuerpo elimina sin necesidad y por eso provoca anemias.
-M:...estoy muy preocupada -En su propio mundo

Pues hoy, nos encontramos con mi matrona.
-Madre: Le voy a hacer una pregunta a tu matrona.-Me dice con cara de preocupación fingida.
-Yo: Pues ala, pesada.
La matrona le dijo exactamente lo mismo que yo. Es un efecto del Cerazet, que no pasa en todas las mujeres, que es favorable para no tener anemias y blablabla.

Y por fin, se quedó contenta.

¡Ah, si! Si no os habéis dado cuenta he encontrado la "fórmula secreta" para no tener regla.

¡Gracias por leerme!

lunes, 1 de diciembre de 2014

Cuanto más viejo, más sabio

Ayer, estábamos en la cafetería tomando algo con mis tíos. Cuando uno de ellos dijo el nombre del blog:
-La bisabuela de mi hijo, siempre nos decía que lo dejáramos llorar, que le era bueno, que ensanchaba los pulmones.

Al día siguiente, lo comentaba con mis padres, criticando la dichosa afirmación de las narices
-Madre: ¡¿Tú que sabrás?! ¡Eso es cosa de viejos y ellos saben más que tú!
-Yo: Sí, claro. Porque cada vez que tú lloras se te ensanchan los pulmones.
-M: Eso es sólo con los niños.
-Yo: Sólo hay un momento en que los niños ensanchan los pulmones y es al nacer, y es lo más doloroso que les puede pasar una vez llegados al mundo. Porque sus pulmones son dos esponjas super secas y estrujadas que de repente se llenan de aire y empiezan a trabajar.
-M: Eso es sabiduría popular, es algo de siempre y por eso es verdad.
-Madre: ¡JA, JA, JA, JA! -Se puso a reír como la mala de película, sólo le faltaba poner el dorso de la mano frente a la boca, con el meñique alzado y la barbilla ligeramente levantada y darle sacudidas mientras se reía, en serio, no exagero, la risa era tal cual.
-Y: Pero, ¿de que te ríes?
-M: De ti.
-Y: Claro, soy tonta. -Digo resignada- ¡Cuánta ignorancia!
-M: JA, JA, JA,...

¿Por qué creéis que no me defiendo ante semejante mujer? Porque siempre tengo las de perder.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Imaginaciones

El martes fui al médico de cabecera, me llevé dos antibióticos (uno cutáneo y otro en polvos), un jarabe y una cita par radiografía. Papá no está en casa, volverá en cinco días. Así que, tengo a mis padres veinticuatro horas conmigo y, con Peque.

Me vinieron a recoger en coche después la consulta, ellos llevaban a Peque porque no quería llevarlo al centro de salud (demasiados estornudos, catarros y demás). Y les comenté que había ido a pedir cita para la radiografía del tobillo que, casualmente, coincidía con una cita importante que tenía mi madre, el jueves a la mañana. Por lo tanto, no podía quedarse con Peque y yo no estaba dispuesta a llevármelo para exponerlo a radiacción innecesario.

Al salir del coche, ya pensaba que no tendría a nadir a quién dejárselo, tampoco se lo puedo a dejar a nadie porque se pone a llorar y chillar con los desconocidos, por lo menos, los primeros veinte minutos, después los invita a jugar y demás.
-Yo: Tendré que llamar a una alguna amiga para que se quede con él.
-Madre: ¡Malo será! Estamos tu padre y yo, seguramente nos arreglemos.
-Y: Pero tú tienes la cita, y Pá dice que no puede
-M: ¡Si que puede! ¡Va él y ya está!

El miércoles no hablamos nada. Mi cita era a las 11:35 y la de mi madre a las 10:50, estando los edificios a menos de diez minutos de distancia, andando.

El jueves, Peque se levantó antes que yo, me trajo los calcetines y después las zapatillas para que me levantase. Desayunamos. 10:10. Nos íbamos a vestir cuando mi padre se asomó a la ventana del salón.
-Padre: ¿Todavía no estás preparada? -Sorprendida. No respondí.-¡Te está esperando tu madre! Ahora tendré que llevarla en coche.
Se fue. No entendía nada. Nos vestimos y se me dio por mirar el móvil que todavía lo tenía en silencio. Tenía una llamada perdida de mi padre, un mensaje en el buzón, y un par de líneas en el whatsapp. Diciéndome que se tenía, que iba a llegar tarde, que dónde estaba, porqué no estaba ya.

Total. Que nos vestimos y fuimos a casa de mis padres. 11:00
-Yo: ¿Nos vamos?
-Padre: ¿A dónde?
-Y: Pues a hacerme la radiografía
-Padre: ¡Yo no os entiendo! Una me dice que me quede en casa con el niño y la otra que vaya con ella.
-Y: Bueno, aún me da tiempo de bajar andando.
-P: ¡Bah! Me visto y bajamos.

Me dejó casi al lado y se fue con el niño a un parque mientras le decía que yo no había quedado en nada con ella, que sólo me había dicho que venía él conmigo, que cómo iba a bajar una hora y media antes si estaba a veinte minutos, que no habíamos hablado desde el martes de nada del tea, y etc, mi padre decía que al final siempre se comía los marrones de nosotras. Y bla, bla, bla.

Cuando nos volvimos a juntar los cuatro (abuelos, madre y bebé), no dijo nada de nada. Y yo tampoco dije nada porque tenía todas las de perder. Porque siempre soy la tonta, la mala, la inculta, la inexperta, y todo lo negativo que hay.

A la tarde hablé con mi padre y le dije:
-Yo: ¿Ves no dijo nada sobre lo de la mañana?
-Padre: Si hablé con ella y me dijo que no habías quedado con ella, pero que pensó.... ¡Boh! Si al final, a mi también me lo hace.


  • Total, que ella misma se dijo que iba a quedar con ella para bajar a las 10 y estaba toda loca para que apareciera, cuando yo no sabía nada.



miércoles, 19 de noviembre de 2014

Mucho que contar y tan poco que recuerdo

Hace tiempo que no escribo. Estamos los tres malos, con un catarrazo que ni os cuento, y mis padres todavía arrastran el suyo.

-Si os preguntáis que pasó el lunes de la semana pasada y de esta, empiezo:
El lunes pasado, fui más precavida, y les pregunté si iban a venir, al mediodía, me dijeron que ese lunes no iba a pasarse por la ciudad, así que, no vendrían a ver a Peque. Por mí mejor, que así descansaba de ellos.

Este lunes, avisaron al mediodía de que llegarían a las 18.30, a los 18.30 que llegarían a las 19, y al final, llegaron a las 19.30. Servidora, Peque y Abuelo los vimos aparcar a toda prisa delante de nuestra casa mientras paseábamos a los perros. Le dije a la madrina, si os venís a los 18.30, os esperamos y vamos a los columpios que después se hace de noche enseguida y comienza a hacer frío. Pero como no llegaban, me dije, nos vamos de paseo por ahí tú y yo(a Peque, mentalmente), por lo menos para sacarlo de casa y que caminase un poco, al salir me encontré a mi padre y fuimos con él mientras daba un paseo a los perros. Y desde las 19.30 a 21.30, fue un rato agradable, sin discusiones, sin acaloramientos, ni críticas, ni lecciones. Hablaron entre ellos y yo me limité a jugar con Peque en la alfombra de juegos.

La semana pasada lo llevé al pediatra por urgencias, la enfermera no nos atendió hasta pasado una hora, ni siquiera nos preguntó qué le pasaba. Al entrar comprobamos que tenía fiebre. Yo ni me acordé de mirársela. Lo veía muy raro, muy pegajoso y apagado y mi primera reacción fue llevarlo al pediatra. Pues la enfermera me echó una bronca de tres pares de narices, y yo ya estaba lo suficientemente preocupada como para una bronca.

Estaba yo sola (sin Papá pero rodeada de gente) mientras hacía una hora que habíamos entrado por urgencias, y poco antes de sentarnos, ya le habían pasado la carpeta de Peque. Nos hizo pasar:
-¿Qué le pasa al niño?
-Llora mucho, está algo caliente, creo que tiene fiebre.
-¡¿No se la miraste?!
-Es que como está con los dientes, creía que era de eso.
-¡¿Será posible?! ¡Y mira como lo traes todo abrigado! ¡Además a estas edades es fácil que le de convulsiones! -Me da el termómetro.- ¡Anda, anda! Márchate para fuera a tomarle la temperatura y sácale ropa, que tengo muchos niños que atender.
Ropa sacada. Termómetro en la axila. Y números subiendo: 37.0, 37.03, 37.08, 38.0,... Aquí ya empecé a aguantarme las ganas de llorar, creía que se me moría en los brazos, ¡¡allí mismo!! 38.2. Y paró.
No había entrado ningún otro paciente, así que llamé y entré.
-¡Si es que hay que ver...! -Me dice cuando le enseño el termómetro. Sólo le faltaba decir, "menuda madre". Si cada vez que voy a junto la enfermera, me da miedo de que acabe llamando a los asistentes sociales para que me lo saquen.
Finalmente, me dio apiretal, una hora después, nos atendió el pediatra. Dijo que tenía algo rojos los oídos. Pero nosotros creemos que era una infección de orina, porque el pis le olía muy mal. Pero nos dio antibiótico y para casa.
Entramos a las 11 y salimos a los 14, y eso que íbamos de urgencias. Hoy ya está mucho mejor, aunque también acatarrado.

Hoy fuimos al LIDL y señalaba hacia una parte y aunque todavía no era consciente de hacia dónde, me dirigí hacia allí. Cogió una zapatilla peluda y empezó a mecerla y cantarle una nana jajaja, fue tan tierno y tan gracioso. Y después me la pasó a mí para que la meciese.
-Ala, ahora ponla con las demás para que no se sienta sola.-Le dije al devolvérsela, y la puso en la cesta con las demás tan feliz.

Si es que a veces es para comérselos.

¡¡Gracias por leerme!!

jueves, 6 de noviembre de 2014

La última visita del lunes

Como os conté en la última entrada, los padrinos de Peque decidieron venir cada lunes a ver al niño. Pues este lunes no recibimos noticiar ningunas, esperemos hasta las siete a la tarde y como seguían sin venir, nos fuimos a dar un paseo y a hacer unos recados. Después, como llovía, fuimos a una cafetería donde hay juguetes y juegos para niños pequeños. Y al cabo del rato escuchamos el grupo de whatsapp de padres y padrinos:

19.30 En 10' estamos ahí
19.33 No estamos en casa
19.35 Pero si os dije que ibamos a ir todos los lunes 
19.37 Estamos en una cafetería, veniros. 
Nos dijiste que vendríais todos los lunes de 18.30 a 19 y estuvimos esperando.
19.38 No vamos, ya nos veremos.

Y se acabó la conversación. No sabíamos nada de ellos en una semana entera. Estuvimos esperando hasta las 19 pero teníamos cosas que hacer y no avisaron en todo el día, sólo 10' antes de llegar. En una semana pueden pasar muchas cosas. ¿Qué tenemos que hacer? ¿Estar toda la tarde encerrados en casa hasta que lleguen?

lunes, 27 de octubre de 2014

Mala madre, mala madre, mala madre

Hoy no voy a hablaros de mi madre, como se que a muchas os gusta (jejeje). La madrina de Peque ha decidido venir a verlo cada lunes de casi cuatro horas. Y hoy ha sido uno de esos lunes.

No ha parado de regañarme por querer dar cariño a mi hijo. No ha parado de darme lecciones sobre como educar a mi hijo, a pesar de no tenerlos ella. Y no ha parado de decirme que todo esos consejos me los decía desde la experiencia, pues si, de que te paguen cuidado niños, unas pocas horas al día, y no pasar las veinticuatro horas del día con Peque desde que nos "soltaron" (después de la semana que pasó en la UCI cuando nació).

Primero nos salieron en el parque (ella, su hermano, y su madre; el hermano es el padrino), después volvimos a casa y estuvo jugando con él en la alfombra mientras yo me encargaba de preparar algo de cenar y los demás hablaban entre ellos. Me senté en el sofá y Peque quiso alejarse de su madrina para venir conmigo pero ella lo retuvo "no, ahora estás conmigo" le dijo mientras lo apretaba, "vamos a ver el álbum de fotos" pero el niño ya estaba cabreado y lloroso, hizo un aspaviento, un rompió una página del álbum, le reñí, le riñó y se echó a llorar. Lloraba y lloraba mientras ella lo seguía reteniendo. Yo veía que sufría y ella no lo dejaba marchar. "No lo toques, es bueno que llore", pero ¿para quién? Porque ni para él ni para mí lo era. "Yo también sufro viéndolo llorar, no te creas que no sufro pero esto lo hago por experiencia y lo ponía el otro día en la supernany". Por fin lo soltó, y se vino a llorar a mi lado pero le habían puesto la tele, pasmó un momento y se le olvidó.

Después entre ella y su madre me dijeron que tenía que enseñarle, hacer un sitio de pensar o yo que sé. Y le digo "¿con qué lo ato a la silla? ¿con correas?" Que los niños son muy listos, que aprenden rápido. Que tenía que darle premios diarios con caritas sonrientes y a final de semana darle un premio. Y yo pensando, "pero ¿qué me dices? Si no se acuerda ni de lo que comió como para acordarse de que siete caritas significa un premio". Pero son de esta gente que te repiten las cosas, una y otra vez, y que siempre llevan razón. Que saben más que los demás y ¿yo?

Pues soy una mala madre, mala madre, mala madre. A ver si repitiéndolo tres veces se me va la ansiedad que me provocan con sus enseñanzas y que me hacen creer que soy una mala madre cuando lo único que pretendo es darle consuelo a mi hijo entre mis brazos, darle opción de elegir lo qué quiere, y tratar de no obligarlo a hacerle cosas que no quiere*. Y esto es lo que me espera cada lunes, y un nudo en el estómago se me forma.

Gracias por leerme.

*(claro que si coge un berrinche en medio de un paso de peatones porque lo llevo agarrado de la mano, no lo voy a soltar).

sábado, 18 de octubre de 2014

¡Y ya camina!

Peque se ha echado a andar el solito a los trece meses y medio de vida. Papá y yo estamos super orgullosos de nuestro retoño. Nos abrazamos por la cintura mientras lo observamos caminar tambaleante por el pasillo. Je, je, je. Ahora tocará echarse a correr detrás de él.

Hemos estado mirando las guardería pero tienen establecido no cobrar menos de cuatro horas de lunes a viernes y oscilan entre 125 € a 150€. Y no nos lo podemos permitir, Papá se quedará en el paro el próximo mes y yo llevo dos años sin trabajar y sin derecho a subvención, en esos dos años. Además, lo que quería era que fuera un par de horas a la tarde, no todas las tardes, para que se desfogase un poco en los días de lluvia y no estuviese metido todo el día dentro de casa con gente mayor. Tendremos que seguir buscando...

Desde hace una semana, hemos decidido que comiera lo mismo que nosotros. Ya que, las comidas que le preparaba ya no se las comía, nos pedía de lo nuestro y al haber un "no" por respuesta, se cabreaba y tiraba su plato al suelo (si, lleno de comida). Así que, ahora come lo mismo que nosotros. Hoy, por ejemplo, hice unos macarrones que llevarían carne de cerdo y tomate frito, pero en vez de eso, llevaban cebolleta, zanahoria, tomate (natural, del pueblo) y berenjena, y un poco de pollo. Él come lo mismo que nosotros feliz como una perdiz y nosotros comemos más sano gracias a su dieta.

¡Un saludo!

lunes, 13 de octubre de 2014

Frustración

Hace un tiempo os hablé de que no quería llevar al niño a la guardería que prefería que fuera directamente al colegio e incluso que no fuera el primer año porque me parecía una etapa de muchos cambios para un niño de tres años como por ejemplo: nuevo ambiente, nuevos niños, nuevos adultos, nuevos aprendizajes, nuevas normas, nuevos horarios,...

Pero entonces caí, y ¿si va un año antes a la guardería? Se iría acostumbrando a esas normas y esos horarios. Comprobaría por si mismo que estar con niños de su edad y con adultos especializados en su pedagogía serían más eficaces que estar todos los días en la misma casa, con los mismos juguetes (¡mentira cochina! Que como mínimo entra un juguete/juego nuevo semanalmente), y la misma adulta que le dice una y otra vez "no abras los cajones... no abras los armarios... no saques lo que hay dentro de los armarios... no tires lo que acabas de sacar del cajón... recoge lo que tiraste y mételo en el armario..." y finalmente hacerlo la adulta pesada que no para de ponerle trabas en su curiosidad porque quiere ver como el bote de harina se derrama por el suelo o ver como se abren esa tijeras tan atrayentes y espera a ver como si cierran... ¡qué ya es la bomba!

Recuerdo el comentario de una vosotras que me decía que no podía darle la misma "marcha" a su hijo que sus amigos de la guarde/cole. Pues estoy empezando a opinar lo mismo. No sólo eso, sino que acabo agotado física y psicológicamente. Por lo menos, hasta ahora podía sacarlo de paseo y llevarlo al parque pero no para de llover y el pobre está casi todo el día encerrado en casa. Sinceramente, yo me subiría por las paredes.

También siento, que aunque me paso mucho tiempo con él jugando y enseñándole, que estoy desperdiciando un tiempo precioso que podría ser utilizado para desarrollarse a otros niveles como el lenguaje (no dice palabra, parecía que ahí atrás asimilaba alguna pero volvimos a retroceder), o el caminar, o socialmente, o psicológicamente, o sus habilidades. Y algo también importante, cansarlo.

Porque aquí, quien acaba agotada, soy yo. Apenas puedo fregar los platos, poner una lavadora, y hacer una comida en la que le estoy constantemente diciendo que no se acerque a la sartén caliente con aceite caliente para que al final confunda el eucalipto con el laurel y tirar la comida que tanto trabajo y lágrimas (suyas) que me había costado. Sin duda, no merece la pena, me hubiese sido mejor poner una pizza congelada en el horno y estar con él.

Lo que acabo notando es que me encuentro frustrada como madre porque no "exprimo" lo suficiente sus capacidades, como ama de casa porque dejo todo a medias y para el final, como esposa porque acabo agotada con Peque y ya ni se quién cuando ha caído en brazos de Morfeo, y como persona, porque fuera de los tres casos anteriores, no tengo vida.

sábado, 4 de octubre de 2014

Crisis, etapas y miedos

Últimamente Peque está teniendo miedo a entrar a los sitios. Un ejemplo, vamos por la calle y decido entrar a mirar la ropa de una tienda pero tengo que salir corriendo pues se pone a llorar como si fuera al pediatra. La verdad es que empieza avisando a medida que se da un paso tras otro, pone "cara pirata": cierra un ojo, tiene el otro muy abierto, mirándome, enseña dientes y se pone a llorar. No puedo entrar en una cafetería donde he quedado con mis amigas de instituto para distraerme después de la larga y dura semana. No puedo pasar por un atajo porque hay un pequeño un túnel. No puedo entrar en los sitios ni para comprar comida, y cuando es necesario, se pasa todo el rato llorando y después para calmarlo telita. Y eso que trato de explicarle las cosas, de distraerlo antes de entrar pero nada. Este "síndrome" no sé que es ni como se llama. ¿Será claustofobia en un bebé de trece meses?

Pero si se como se llama el otro que tiene:
"La crisis de los extraños". Hace un par de semanas, un mes después de empezar con el síndrome anterior, se pone con unos berrinches terribles cuando se le acerca alguien, exceptuando mis padres y nosotros. Por ejemplo, mis tíos, que está harto de verlos, que los ve prácticamente todos los días desde que nació, pues si los ve pasar por el pasillo, estando nosotros en otra habitación ya se pone a chillar, si se le acercan llora con "tremendura", si le hablan ni os cuento y menos si lo tocan. Incluso si sólo pasan por allí porque están de camino para ir otro sitio. Pero sobre todo en los hombres pero en la mujeres también.

Busqué en San Google: mi bebé tiene miedo a que alguien se le acerque y me salió "la crisis de los extraños". Trata de una etapa de independencia y de entender que es un individuo separado de su madre (que no es un apéndice, vaya). Hay que tener paciencia y esperar a que se le pase.

Y el miedo que me da buscar en S.Google si hay más etapas de esta clase. ¿A alguien más le ha pasado? ¿Una ayudita?

martes, 30 de septiembre de 2014

Amables desconocidos III

He aquí una lista de cosas que han hecho desconocidos por mí y por mi bebé:

-Ayudarme a bajar el carro del autobús (aunque no hacía falta, ya llegué a la conclusión de que es mejor dejarlos y darles las gracias)
-Cederme la única sombra en la parada del bus para que Peque se pudiera cobijar. 
-Cogerme la fruta de una caja del suelo cuando estaba porteando.
-Sujetarme el carro en el bus mientras iba a pagar porque no se cogía por delante y tuve que entrar por la puerta trasera (¡Uy! Pero que lascivo ha sonado esta).
-Un chico me pitó en su furgoneta para que me volviese porque Peque había dejado caer el gorro y me quedaba atrás.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Truco: Dermatitis de pañal

Cuando a vuestros bebés le salen ronchitas, rojeces y que se acaban convirtiendo en llagas os echáis las manos a la cabeza y probáis con un montón de cremas de pañales, al agua, al aceite,.... 
Pero os diré algo que funciona perfectamente y que notaréis mejoría en el siguiente cambio de pañal:
"Maizena" Espolvorear las rojeces de las ingles, perineo y demás con maizena y veréis como funciona. Comprobado y verificado en mi propio bebé. 

¿Alguien la conocía? ¿La ha utilizado? 
Si no la conocías ¿probaréis el truquillo?

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Vasos rotos

Como muchas veces comemos en casa de mis padres cuando Papá no está. Siempre trato de ayudar, antes y después de comer, ya que mi madre prefiere cocinar, y a veces les llevamos alguna bebida, una sidrita que ambos les gusta mucho pero el otro día me fijé que no tenían vasos.

-Yo: Má, ¿dónde están los vasos? (Pregunté harte de mirar en la alacena y en el lavavajillas)
-M: Se me han ido rompiendo

Toqué madera. Llevaba mogollón de tiempo sin romper un vaso, el último fue hace un año medio que estalló una taza en el microondas. Así que como tenía un par de vasos sin estrenar de un regalo de una tienda, se los llevé al día siguiente.

Timbré.
-Yo: Toma un par de vasos
Los coge pensativa y me dice.
-M: Pero...¿están bien?
-Y: No, si quieres te los doy rotos.
Se rió tontamente y se fue

¡Qué paciencia hay que tener!

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Revisión de los 12 meses

El día 29 de agosto, Peque, ha hecho un añito. Pero el pediatra estuvo de vacaciones y hasta hoy no hemos podido ir a hacer la revisión.
-Primero, enfermera, todo fue bien hasta que le midió el perímetro craneal. Se puso con un llanto que no paró hasta que salimos del centro de salud.
Altura: 81 cm
Peso: 12,760 kg
Perímetro: 48, 5 cm
-Segundo, pediatra, le miró la zona abdominal, pectoral, oídos, boca, genital, piernas y ocular. Lo escultó. El pobre no dejó de llorar y suspirar durante toda la consulta.
-Tercero, enfermera, de nuevo. Le puso tres vacunas, llantos y llantos y esta vez por dolor físico.
Salimos de allí y aún tuvimos que alejarnos bastante del edificio para conseguir que se calmase.

Como a Papá le tocaba trabajar y necesitaba refuerzos para sujetarlo, vino mi madre conmigo. (¡Sí, mi madre!)
-¡No hay nadie! (Estaban tomando el café) ¡Qué mala hora escogiste! (No la escogí, me la dieron).
-Esto antes iba más rápido (Es el mismo pediatra que yo tenía)
-El pediatra tenía que cortarse los pelos que asusta a los niños (Tiene un poco de barba y melena hasta los hombros)
Sale otra pediatra de su consulta.-¿Le pones las vacunas y nos vamos? (Las vacunas las pone las enfermera y la pediatra no era la nuestra y lo sabía)
-La enfermera es una seca, ¡necesita una jubilación! (Algo antipática si que es)
-¡Mira, Peque, una nena, vamos a ligarla!
-¡Mira, ahora hay dos! ¿Cuál escoges?
-Yo lo agarro por aquí y tú por abajo (para ponerle las vacunas. Le dije que nos pondríamos como nos mandara la enfermera (no como ella ordenase))
Lloraba el pobre sin parar después de las vacunas y lo llevaba yo en brazos, y ella:-¡Ven que te cojo yo! -Pero se aferraba más a mí.
Y de estas varias, los cincuenta minutos que nos pasamos ahí.

Evolución en 12 meses:
Señala cosas y personas y dice "eh, eh" para que le hagan caso.
Palabras: Agua, Mamá, Papà. Los nombres de 4 perros. Hace la r, la l, y dice nena y nene al tuntún.
Caminar: De un dedo pero se sostiene solo de pie
"Trucos": Hace los cinco lobitos, da palmas, acuna a su peluche de dormir, dice hola y adiós con la mano, lanza la pelota, se sube a las muebles


Dicen que la humanidad siempre ha querido volar, eso es porque lo decía un hombre, porque una mujer cuando se convierte en madre, vuela e incluso se teletransporta cuando su bebé está a punto de hacer una travesura o hacerse daño.

¡Gracias por leerme!

lunes, 15 de septiembre de 2014

¡Qué no le digas muy bien cuando ha hecho mal!

Esta vez voy a hablaros de mi padre y de su "muy bien".
No hay cosa que me repatee más que le diga muy bien cuando Peque ha hecho algo mal. ¡Si es que lo está felicitando por hacer cosas que no debe!

Estábamos el otro día, tan tranquilos en casa, cuando llegó mi padre para "jugar" con él (digo "jugar" porque al final fui yo quien se puso a jugar con Peque mientras mi padre miraba desde el sofá, y yo con un millón de cosas que hacer e iba a aprovechar que lo entretuviese para hacerlas). Peque merendaba, y dejó caer la comida al suelo para beber de su vaso.
-¡Muy bien! -Dijo mi padre radiante.
-¡Qué no le digas muy bien!-Mascullé exasperada entre dientes (porque estoy harta de decírselo).
....
-¡Muy bien! Jijiji.- Y no sólo repitió cuando lo volvió a tirar sino que se rió.



¡¡¡¡¡AAAAAHHHHHHHH!!!!!!
¡¡¡¡¡Yo te maldigo!!!!! (metafóricamente hablando).

miércoles, 10 de septiembre de 2014

¡Aquí no quieren tu caca!

Soy usuaria de pañales de tela diarimente. No sólo por lo que se ahorra que vienen siendo unos 180€ al año (gasto una caja de 100 pañales desechables cada dos meses y pico), sino porque son ecólogicos, no se crean residuos, son reutilizables (no sólo día a día sino entre hermanos), y porque los materiales que usan no dañan el culito de mi bebé.

Por supuesto que tiene inconvenientes: La caquita no se puede tirar a la basura con el pañal (hay que lavarlo, no apto para escrupulosos. Aunque la verdad, al ser madre y tener que limpiar la caquita de bebé que le llega hasta la nuca y acabar con caca hasta los codos en el proceso, ya dejo de ser tan escrupulosa) o también huele bastante orín (eso me hace pensar en la variedad de químicos que deben llevar los desechables como para camuflar el fuerte olor), y no duran tanto tiempo como los otros (y ahora, cada vez más que Peque se vuelve más grande y su pis no es un mini charquito. Pero esto también tiene una parte buena: cada dos horas diurnas le voy cambiando de pañal).

 ***************** 

 Hace un par de días, fuimos a ver a la bisa. Lo llevé en la mochila-portabebés porque estaba lloviendo y como le llevaba un juguete grande y le acaba de cambiar el pañal, no pensé ni remotamente en llevarle el neceser con pañales. Pero me equivoqué. Al cabo del rato, olía bastante mal. Y ya se me pusieron a criticar (la familia, entre ellos mi madre y un tío). Que ellos nunca tuvieron que utilizar pañales de tela, que olía muy mal, que tenía que utilizar pañales desechables que no provocaban dermatitis (que eso eran cosa mía). Y así estuvieron los diez minutos desde que empezó el tufillo, hasta que no aguanté más.
 -¡Vámonos, Peque! ¡Qué aquí no quieren tu caca!-Le dije al niño mientras lo montaba en la mochila bastante enfadada Nos fuimos a casa. Lo cambié. Vi que no llovía, cogí el carro y nos fuimos a dar una vuelta.

 Reconozco que fui bastante infantil pero es que no paraban de enviarme pullas constante. Que si no le había cambiado el pantalón del mediodía, me dijo mi madre, que estaba empapadísimo. Entonces, ¿qué había hecho? ¿Dejar que el niño durmiese la siesta con el body y los pantalones empapados de pis? ¡Agh! Me tenían harta de tener que andar rebatiendo sus pullas. ¡No le estaba haciendo daño a mi hijo! ¡Al contrario! Pero todo lo que hace una primeriza, incluso después del temido primer año parece ser que sigue siendo ¿tonto? ¿innecesario? No sé, ni siquiera tengo un adjetivo en concreto. *GRACIAS por leerme

lunes, 8 de septiembre de 2014

¡Me está haciendo la burla!

Peque, en ocasiones, al comer suele dejar caer las cosas al suelo, sea un cubierto o su vaso de aprendizaje. Así que cuando bebió mi madre empezó a señalarle con el dedo índice la mesa mientras daba unos violentos golpecitos con este en la madera. Peque dejó el vaso sobre la mesa y después se puso hacer el mismo gesto.

Mi madre me miró enrabietada y chilló:
-¡Me está haciendo la burla!
Suspiré hastiada antes de contestarle:
-No tiene malicia para burlarse de ti, sólo te está imitando.
No estaba del todo convencida pero no dijo más.

viernes, 29 de agosto de 2014

¡COÑO, ERES SUBNORMAL!

Estábamos tan tranquilos en la terraza de casa de mi abuela: unos cuantos familiares, Peque jugando en el suelo y yo. Cuando del piso de enfrente nos llegaron estas palabritas:
-¡COÑO, ERES SUBNORMAL! -Voz de hombre. El receptor se encontraba junto a él y dijo algo lo suficientemente en alto para que lo escuchase la persona que estaba delante de él pero no a gritos para que lo escuchásemos los que estábamos en otra casa. Se trataba de un niño y no se vió afectado por tal grito.

A mí, como adulta, me grita eso una persona cercana y me echaría a llorar, no sólo por el grito sino por el contenido de las palabras.

Entiendo que un padre, una madre, un profesor, un abuelo, un vecino,... quien sea. Este cansado, agobiado, alterado y furioso por cosas externas a su hogar pero ¿qué consigues gritando e insultando a tus hijos? ¿Te has quedado aliviado?

PD: Hace un tiempo os hablé de un caso parecido en que una madre le gritaba a su hijo, y me venía el sonido a la ventana de mi casa. Pues os diré que no es la misma casa porque en este caso el sonido es bastante imposible que se desvíe hasta mi ventana.

lunes, 25 de agosto de 2014

¿Soy una impertinente?

En Whatsapp tenemos un grupo los dos padrinos de Peque, Papá y yo. (Son los que llevan desde marzo sin verlo aún viviendo a 30km de nuestra casa. Pero están muy ocupados. Pero ¡bueno! Ya paso del tema porque me enfado y es tontería.)

-Yo: El 31 tenéis ¿estáis libres?
-Madrina: Por la mañana estamos ocupados pero por la tarde no.
-Y: ¡Perfecto! Por la tarde tenéis el cumple de vuestro ahijado.
-Y: ¿Os venís los cuatro?
-M: Guay
-M: Vale
(Pensé: no debió leer lo de venir los cuatro porque se lo enviaría cuando respondía)
-Y: ¿Os apunto a los cuatro?
 (No hubo respuesta hasta dos horas después pero no quise volver a preguntarlo para no ser pesada. Mientras tanto Papá me dice en privado que era una impertinente por preguntárselo dos veces que iba a crear enemistad. Me enfadé con él, se lo expliqué alterada y no volvió a decir nada más sobre ello.)

¿Soy una borde? ¿Soy una impertinente?
Pues está claro que mi intención no lo era, pero ahora ya sé que hacer al hacer estas preguntas en las que los lectores ponen el tono extremo al que trata de poner el receptor, un "guiño", un monigote sonriendo o guiñando un ojo. Y ya se da entender de que se va de buen rollito.


viernes, 22 de agosto de 2014

¿Dónde celebramos el cumple?

El día 29, Peque hace un añito, pero Papá no está, ni al día siguiente, este mes le ha tocado trabajar mucho, así que, vamos a hacer un pequeño cumpleaños el día 31 con familia, amigos y una bebé amiga de postparto.

Discutía (pacíficamente) con mi madre, de donde hacerla pues seríamos unas 20 personas. Yo decía en su casa que tienen sitio y al fin y al cabo es su familia la que viene, ya que mi padre es hijo único y Papá tiene la familia al otro extremo de España. Me dijo que no, que era mejor en el patio cubierto que había que limpiarlo y ya. A lo que me opuse pues es donde hacen sus necesidad los perros, tanto mayores como menores, donde hay un bidón con excrementos caninas, donde tiendo mi ropa, y se pasean los ratones como reyes del lugar. 

Al día siguiente, nos fuimos a caminar juntas y salta.
-Madre: Bueno, es mejor hacerlo en tu casa.
-Yo: Pero ¿no querías limpiar el patio y hacerlo allí?
-M: Se puede apartar el sofá y te cogen bien todos. De todas formas está un poco más limpio que el patio.
(-Yo: ¡Carallo que sí! ¿Cómo vas a comparar una casa que se friega cada tres días a un lugar donde mean y cagan los perros? Sólo un poco más limpio....)

En esta ocasión, preferí callar. Asentí y listo.


miércoles, 20 de agosto de 2014

La primera vez en el zoo

Este sábado nos fuimos a Vigo, íbamos de rebajas cuando nos llevamos la gran sorpresa de que estaba todo cerrado. ¡Vigo hacía puente! Por un momento lo pasamos mal, Peque tenía mucho sueño y no sabíamos a dónde ir porque estaba todo cerrado, al final decidimos ir a un Burguer King del centro, el que conocíamos. Allí comimos (a Peque le llevaba la comida de casa: berenjena, brócoli, cebolleta, zanahoria, merluza). Y después se quedó dormidito mientras paseábamos por el puerto.

Y aunque durmió casi dos horas, no le llegó. Habíamos decidido llevarlo al zoo para pasar la tarde y que por lo menos hiciéramos algo distinto fuera de nuestra ciudad. Y aunque Peque fue llorando de puro sueño durante el trayecto, cuando bajamos del coche estuvo a la expectativa de todo lo que íbamos mirando, lo estuve porteando un ratito (ya sabéis que tengo displasia y se me carga la cadera enseguida). Lo pasó muy bien, caminó cogido de la mano de Papá y de la mía mientras veía patos, osos, tigres, aves,... No le gustó entrar en el túnel de las aves nocturnas, tuvimos que salir en cuanto entramos, y el mariposario con la cartina de goma no le hizo mucha gracia, sólo quería marcharse. Después merendamos allí y nos volvimos a casa.

Nos llevamos un chasco porque queríamos abastecernos para este invierno de ropa pero la improvisación tampoco estuvo mal. Algo que me hizo mucha gracia es que nos pusimos a ver los ciervos, una cierva se acostó delante de nosotros y le decía:
-¡Mira, es Dana!
Y él le hacía el signo de "ven" mientras le decía:
-Dada.

Durante el camino de vuelta venimos parloteando y conseguí que dijera por varias veces "papá" y el susodicho iba muy feliz y orgulloso conduciendo por oír esa palabra de la boca de Peque.

¡Saludos y feliz verano!

lunes, 11 de agosto de 2014

Bebé de malhumor

Peque ha estado de malhumor una semanita entera, con sus siete días y siete noches. ¿En que se lo notaba? Que no podía ni acariciarlo, ni darle beso ni un achuchón sin que se pusiera a protestar para acabar llorando. Gruñía constantemente incluso comiendo. Si estaba a gatas gruñía por ponerse de pie, si estaba de pie, gruñía por querer caminar (hay que cogerle de ambas manos sino no se atreve). Lloraba cada dos por tres sin ninguna razón y a grito pelado. Incluso hacía cosas que le gustaban (como saltar en la cama) y seguía llorando cuando normalmente se parte de risa.

¡Qué semana! ¡Qué semanita! Estaba crispada de los nervios, y además me había venido la regla y estaba yo también de un humor de perros. Pero con mucha paciencia pasó esa extraña fase. Y hace dos días (cuando se puso a llover después de días de un calor de bochorno insoportable) empezó a reír, a sonreír, y a no gruñir ni protestar. Hoy, al despertar, me ha saludado con una amplia sonrisa y yo puede suspirar tranquila. Incluso, se puso a jugar conmigo al escondite con la sábana, carcajeándose. ¡Qué maravilla! Sólo ese ratito compensó la infernal semana que pasé con el protestón y llorón, los sietes días de la semana, las veinticuatro horas del día, sin apenas con cinco minutos de tranquilidad para ir al baño.

La gente me decía que podían ser de los dientes, que estaba dolorido y no sabía otra manera de demostrarlo. Además se le puso el culito perdido de dermatits, por las ingles y debajo de los huevines. Así que trataba de pensar que estaba dolorido que por eso estaba de malhumor pero al final no asoma ningún diente. Mi conclusión: que era del mal tiempo. Cuando hay cambio de tiempo la gente solemos estar cansados y de malhumor, y a él también le afecta. (Y ahora es cuando me lamento por vivir en Galicia jajaja.) Aunque también puede ser efecto de la luna llena.

Gracias por leerme.

¿Alguien más lo ha notado en sus bebés?

miércoles, 6 de agosto de 2014

¡Es para grabarlos!

El otro día, Peque y yo fuimos con mis padres al pueblo. Se pusieron a hablar de cosas, entre ellos, hasta que llegó la conversación del nuevo chino que abrieron en nuestro pueblo (uno de todo a cien, no de comer).

-Padre: Yo entré buscando una cosa pero no la tenían.
-Madre: bueno, por lo menos entraste con intención de comprar.
-P: es un lugar enorme, no lo parecía desde fuera. Y ¡sólo había mujeres y niños*!
-M: ¡Pues claro! Los hombres duermen en pisos de lujos en la ciudad para tenerlos a todos controlados.
-P Y entonces, ¿dónde duermen estos?
-M: ¡Dónde van a dormir! Pues la tienda. Habilitaron las oficinas de la nave para dormir.
-P: Y ahí, ¿van a dormir?
-M: ¡Pues claro! Esos duermen amontados en cualquier sitio.

Cuando dijo esto último no puede evitar pensar en los hámsters que venden en la tienda del Carrefour, todos hechos bolas, unos encima de otros, ¡amontonados! Y me reí en bajito para no cortarles el rollo jejeje.

*Niños no eran que ya son adolescentes de más de dieciséis pero ellos ven niños de diez años explotados laboralmente.

jueves, 31 de julio de 2014

Fase

¡Hola!
Estos días ando muy solicitada. Peque está en una fase de dependencia, apenas me queda tiempo de fregar los platos y poner lavadoras. Me paso más de la mitad del día en la cama con él: jugando y esperando a que caiga rendido de sueño.

Admiro a las mujeres que además de ser madres (y no sólo con uno o dos churumbeles sino que incluso tienen tres) también trabajan. Madrugan para llevar a sus pequeños a guarderías y colegios, se arreglan y se van a trabajar; puede que hayan dormido dos o con suerte, tres horas en total durante toda la noche, por los dientes, por terrores nocturnos, porque están enfermos,... Y no sólo las que trabajan sino que también dan el pecho y eso conlleva sacar tiempo de algún sitio para la extracción. ¿Cómo lo hacéis? A mí me falta el tiempo y estoy todo el día con él.

Muchas veces leo los blogs de otras madres que concilian y me parecen super heroínas, altruístas y con habilidades y poderes que se adquieren en algún momento por necesidad. Llegan de sus trabajos, algunos de degase mental, otros físicos, y otros un poco de ambos. Y tienen la gran paciencia de responder al teléfono de juguete de su hijo, de darles el pecho y lo que haga falta.
¡No os desaniméis, sois mujeres increíbles!

¡Vivan las mamás! ¡Vivan los papás! ¡Viva la crianza natural y nuestr@s pequeñ@s!

lunes, 28 de julio de 2014

¡Menudo Numerito! Camisetas chancleteras

*Entrada promocional*

Gracias a un sorteo en Madresfera he sido una de las ganadoras de una preciosa camiseta de Menudo Numerito (tenéis que pasaros por su blog, tiene ideas originales y muy útiles). Pero no sólo eso, sino que también le ha regalado una similar a Peque.



Nuestros diseños son artesanales y únicos, para que tu camiseta dure bonita por más. Al comprar en Menudo Numerito colaboras con la Fundación Menudos Corazones de ayuda a niños con problemas de corazón.
Visita www.youtube/menudonumerito, léenos en http://menudonumerito.blogspot.com.es/, síguemos en Facebook,  Pinterest , Instagram y Twitter o escríbenos a info@menudonumerito.com

-Mi impresión: Lucía McWeeny ha sido muy amable durante sus emails. El paquete ha llegado rápido y por certificado (cosa que se agradece que muchos paquetes se pierden por el camino), el paquete venía muy bien empaquetado con un gusto refinado.
-La camiseta de mujer (adulto): es de algodón orgánico 100%, de www.hanes.eu de la marca Crew Neck. Lleva encima las especificaciones de lavado y planchado y sin etiqueta (va impreso, cosa que se agradece un montón que siempre me acaban picando).
-La camiseta de niño (infantil): aunque Peque tenga casi once meses y ya utiliza ropa de dos años, la talla más pequeña era 3/4 (98-104 cm) pero se lava y se guarda para dentro de dos añitos que seguro que le vale, además, le va a encantar su diseño y colorido. Es una pena que no sea algodón orgánico, que Peque con la dermatitis atópica, utiliza mucho de esas prendas.

En su blog he visto que también que venden baberos, paños de cocina, delantales, vestidos, sudaderas, rebecas,... Además de las camisetas chancleteras.










#Foto Finde De boda

Durmiendo en la Iglesia


A las 12.30 era la misa, faltaba un cuarenta por ciento de los invitados, una señora me dijo que iban directamente al restaurante (¡qué falta de educación!). Peque se portó de maravilla, se quedó dormido la primera mitad de la ceremonia y la otra mitad estuvo comiendo de"curruncho" de pan. Hubo un obispo que se puso a hablarnos de griego y al final de su discurso de veinte minnutos suelta "como los protagonistas son los novios y no yo, prosigamos con la ceremonia". (¡Pues menos mal!) El otro cura se ponía cantar canciones que sólo él sabía y decía "Ahora todos" y seguía cantando solo, mientras los invitados nos reíamos entre dientes. (Si cantas canciones que sólo tú sabes, ¿quién te va a seguir, ¡alma mía!)
Salimos a las 14 de allí para ir al restaurante. Estuvimos con los aperitivos hasta las 16.30. Después nos fuimos al salón, (hacía un frío terrible, que para los hombres que iban de camisa larga y demás, estarían bien, pero algunas como yo que íbamos con vestidos de cóctel, cortos por arriba y cortos por abajo, nos cogía el frío). Unos quince niños iban de mesa en mesa, diciendo "que se besen, que se besen" a los invitados que iban en pareja. (No, nos tocó. Y el beso de tornillo que iba a darle a Papá iba a ser grandioso, que por cierto, había trabajado la noche anterior y sólo había podido dormir tres horas, y al día siguiente le volvía tocar a trabajar). Hasta las 20.30 estuvimos plato tras plato: cigalas, langostinos, vieiras, lenguado, cabrito, y por último, la tarta.
 Papá estaba que se caía de sueño, todo aquello era muy aburrido, y llevábamos horas sentados comiendo, con grandes intervalos de no hacer nada, tanto era el aburrimiento que en nuestra mesa había silencios muy incómodos.  Le dije que esperaríamos hasta las 21 a ver si habrían el baile, pero llegó la hora y seguían sentados en la mesa hablando con los invitados. Tuvimos que irnos.
Hablé con una amiga que quedó en la boda y que a las 23.30 el DJ los echó del restaurante.

Conclusión: la boda se nos hizo interminable, por lo menos a todos a los de la mesa. Peque hizo la dieta del pan y dormía a ratos hasta que alguien gritaba "¡Vivan los novios!" pero se portó de maravilla, mi bendito niño. Los tres días anteriores a la boda, estuve con gastroentiritis pero no me privé de nada el día de la boda.

Eso sí, la novia iba guapa, guapísima como ninguna. ¡Una princesa en su día!

miércoles, 23 de julio de 2014

Y ¿qué tiene que ver él contigo?

El día 26 tenemos una boda , como muchas ya sabéis. Hoy os quiero hablar de la ropa para nosotros tres:

Yo tenía un vestido muy bonito que utilice por primera y última vez hace cinco años para un bautizo. Lo lavé en un poco de agua y jabón, ya que llevaba colgado en el armario tres años pero no me fijé de que lo metí en una tina en el que había lavado un vestido blanco al que le había echado blanqueador y al final, mi vestido (moteado de rojo y negro, y fondo blanco) se volvió una mancha difusa. 
Dos amigas se ofrecieron a dejarme vestidos suyos (una de ellas era la novia), una me dejó un vestido azul bastante corto (y mucho más siendo madre y teniendo que agacharme constantemente). Mi prima también me dejó probar varios y elegí uno que estaba descolorido del uso. 
Después de estar tres semanas mirando y remirando vestidos en comercios de ropa y en internet, otra amiga me dijo un truco para que pasara el desteñido: leche. Así que, dejé el vestido una tarde entera en un litro leche, cuando llegué a casa, la leche se había cortado y tuve que lavarlo con agua y jabón pero el desteñido seguía ahí. Lo dejé toda la noche y a la mañana siguiente, ya no había ni rastro de desteñido. ¡Eureka! Había funcionado, ya volvía a tener un vestido precioso para la cuarta boda que asistía en mi vida (siendo la tercera, la mía propia), también tenía unos zapatos que sólo utilizo en eventos pues tienen tacón y yo voy en deportivas a todas partes. 


Para el Peque fue mucho más difícil. Encontré un conjunto de talla 80 pero Peque que ya cuenta con 10 meses y medio lleva una talla de 18 meses. Esperé hasta la semana antes de la boda para probárselo, y el pantalón que tenía elástico se podía ampliar por el polo no. Lo devolví. El sábado fui con mis padres a mirar algo al niño. Visitamos todas las tiendas del centro comercial y al final me decidí por el pantalón en uno, la camisa y la corbata en otro, y en otro lugar los zapatos. Cuando fui a coger la camisa con la corbata me dicen 22€, me quedé de piedra, que tenía que pagar 30€ para hacerme de la socia y que me saliera a mitad de precio. Ya acabé toda frustrada y mis placeres acabaron eligiendo el modelo por mí. Y lo que me parecía caro por 22€ acabé gastándome más de 40€. Agh! Menos mal que mi ropa me salió gratis. 

Conversaciones durante esa tarde con mi madre:

-(Yo) Este pantalón no tiene ninguno de los colores de mi vestido.
-(Madre)Y ¿qué tiene que ver él contigo?
-(Yo)Pues... para empezar, me parece.. creo yo... que lo parí.

-(Madre) Pero esa camisa no me gusta.-Dos tiendas después.- Es que esa no me gusta, me gustaba la que vimos en la tienda anterior.


En resumen, yo tengo un vestido que se me destiñó y conseguí arreglarlo con leche. Y Peque tiene un traje con corbata y tirantes en el que me gasté más dinero del que quería.

Y a parte de todo esto, ¿algún consejo para llevar a un pequeño muy activo de diez meses a una boda (ceremonia, restaurante y demás)?

martes, 22 de julio de 2014

Hero BabyNatur

*Entrada promocional*

Hero Baby te ofrece una gran variedad de papillas de cereales en polvo sin azúcares añadidos, con las que puedes iniciar la alimentación complementaria de tu bebé a partir de los 4 meses. Las papillas de cereales Hero Baby son un complemento adecuado a la leche y proporcionan los nutrientes que tu bebé necesita para crecer de una manera saludable.

Hero Baby presenta la nueva revolución del mercado, ya que sus papillas ahora están elaboradas con harinas de grano completo. En ellas, el grano de cereal permanece intacto, sin renunciar al germen y al salvado, siendo más beneficiosas para la salud que las elaboradas con harinas refinadas.



-  Naturalidad del producto: Mucho más sano para nuestros más preciados tesoros, nuestros hijos. 5/5

-  Importancia de que lleven grano completo: a pesar de que parece estar sucio porque tiene partículas oscuras en el polvo de la papilla, bien explica el envase que se debe a la parte del grano no refinado. 5/5

- Aspecto, Sabor y Aroma: suave y sencillo, lo probé antes que Peque y me gustó mucho más que la marca de la competencia que usamos ahora. Además, es mucho más denso y la tetina no se obstruye. 4/5

-  Nueva imagen del packaging: Me encanta el nuevo diseño, el colorido suave y sus letras informales, y las ilustraciones también, excepto el biberón no se decanta por el diseño de ninguna marca pero se ve muy extraño. 4/5

- Relación calidad-precio: es espectacular el precio que tiene para ser de tan buena calidad y todo lo que esta nueva gama de papillas incluye para nuestros churumbeles. 4/5

¡Gracias Hero Baby!

lunes, 21 de julio de 2014

#FotoFinde: Eso es normal



El domingo estuvo lloviendo sin parar. A media tarde simplemente nubló y no había lluvia, estaba cansada de estar tres días encerrada en casa con el peque, así que, propuse a mis padres ir a la piscina. El caso es que empezó a hacer calor, un sol que picaba a rabiar.

Mucha cremita de protección solar y a la piscina infantil. Allí estuvo sentado en el fondo y a veces gateaba por el agua, salpicaba mientras pegaba grititos de felicidad. Me animé a meterme en la piscina grande y estaba el agua bastante calentita por estar el día malo, así que, metimos al peque. Nadó, chilló, saltó, disfrutó,... pero llegó un momento en que paró de hacer cosas, vi que estaba tieso y que empezaba a temblar. Lo saqué rápidamente, lo cambié, y lo dejé al solcito con una chaqueta. Pero vomitó, debió ser agua con algo de fruta de la merienda. Le di una galleta y un vaso de agua y se le pasó enseguida.

-(Yo) No se puede meter en la piscina grande en este verano porque está demasiada fría para él.
-(Padre) ¡Ya estás con tus tonterías! ¡Peque se lo pasa muy bien en la piscina grande!
-(Yo) ¡Ya! También dicen que con las drogas se pasa muy bien y más, son perjudicales para la salud.
Torció el gesto.
-(Yo) Además, vomitó al sacarlo de la piscina.
-(Padre) ¡Bah! ¡Esto es normal!
-(Yo) Pues claro que sí, tú vomitas cada vez que sales de la piscina, ¿verdad?


Dicen que el corte de digestión al meterse en el agua es un mito urbano. ¡No es cierto!
Cuando se hace la digestión toda la sangre sobrante del cuerpo se establece del estómago para hacer esa digestión, o también si hacéis ejercicio esa sangre que debería estar en el estómago pasa a la parte del cuerpo ejercitada. Pero al meterse en el agua, esa sangre pasa a regular la temperatura del cuerpo, a la piel. Y produce un corte digestión, en casos extremos la muerte.
¡Mucho cuidado!

miércoles, 16 de julio de 2014

La Torre de Hércules (A Coruña, Galicia, España)

TORRE DE HÉRCULES


Torre de Hércules
La Torre de Hércules, A Coruña, es el único faro romano que desde sus orígenes hasta la actualidad sigue en funcionamiento. Con toda probabilidad fue contruído en la segunda mitad del siglo I o en los primeros años del siglo II d. C. por el Imperio romano en el finis terrae del mundo conocido. De altura total de 55 m. Fue restaurada y fortificada en varias ocasiones durante estos siglos. 

Cuando los romanos construyeron la Torre, eligieron unos terrenos que formaban parte de un espacio de culto o santuario indígena. Era frecuente que los celtas consagraran promontorios costeros a divinidades asimilables a Hércules. Además en el caso coruñés se da la coincidencia de que las tres rocas que se sitúan en el mar, frente a Punta Eiras, se conocen como Buey, Vaca y Becerro, los mismos topónimos que se repiten en el santuario de Kenmare, en la costa SO de Irlanda, en donde las tradiciones ubican la isla de Donn o de los Muertos. Por lo tanto, en los terrenos que rodean a la Torre habría en época prerromana un santuario vinculado a las creencias del más allá que corroboraría el carácter sagrado de toda la zona.

Cuando se construyó la Torre, ésta quedaba alejada de la ciudad romana de Brigantium que dio origen a A Coruña, pero con el paso del tiempo la distancia se fue reduciendo hasta desaparecer y en la actualidad la Torre está integrada en la propia ciudad pero dentro de un gran parque urbano que ocupa 50 ha. de terreno libre de edificaciones, definido como suelo rústico de especial protección y dedicado a zona verde.
Sombra y pie de la torre
A las 18,26 horas del sábado 27 de junio de 2009 la candidatura de Torre de Hércules dejó de ser un sueño para convertirse en un bien inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial de acuerdo con el criterio III de las directrices operativas, que reconoce la excepcionalidad del faro por aportar un testimonio único sobre una tradición cultural o una civilización viva o desaparecida.  Desde entonces, la Torre de Hércules es el único faro inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial.
Vistas desde lo alto de la torre al Atlántico
La leyenda de Hércules: El autor de esta leyenda fue el rey Alfonso X el Sabio (1252-1284) quien en su Estoria de Espanna cuenta como el héroe Hércules construyó un enorme el faro para conmemorar su victoria sobre el gigante Gerión.
Retomando la tradición isidoriana, vinculó la figura de Hércules a España y más concretamente a la ciudad de A Coruña. Según la leyenda, el legendario héroe griego vino en busca del gigante Gerión que reinaba sobre las tierras comprendidas entre el Duero y el Tajo, con el fin de liberar al pueblo de su poder desmedido. El enfrentamiento entre ambos duró tres días con sus correspondientes noches, al cabo de las cuales Hércules venció al gigante, cortó su cabeza y la enterró junto al mar. Para conmemorar su victoria construyó sobre el túmulo una torre-faro y en las proximidades del mismo fundó una ciudad a la que le dio el nombre de Crunia, como recuerdo de la primera mujer que habitó este lugar y de la cual el héroe se enamoró.
Cuando Hércules se fue, Espán, su sobrino, fue nombrado señor de España y pobló villas y ciudades. Acabó de construir la Torre del Faro que comenzara su tío y como era un hombre sabio la dotó de un candil con un fuego que nunca se apagaba, además hizo un gran espejo por el que se veían venir las naves enemigas desde una gran distancia.

La leyenda de Breogán: La primera tiene sus orígenes en el Leabhar Ghabala o Libro de las Invasiones, que es una recopilación realizada en el siglo XII de leyendas irlandesas anteriores. Según esta fuente, Breogán hijo de Brath fue el caudillo celta que sometió a las tribus de España. Tras conquistar todo el territorio, fundó la ciudad de Brigantia (A Coruña) y construyó junto a ella una torre, que denominó Torre de Breogán. A su muerte, le sucedió su hijo Ith, el cual al ver desde lo alto de la Torre las tierras de Irlanda partió para conquistarlas, pero la empresa fracasó, él murió y su cuerpo fue traído a Brigantia donde fue enterrado. El testigo fue recogido por su hijo Mil, quien intentó de nuevo la conquista de Irlanda y esta vez consiguió vencer a los Thuatha-Dé-Dannan y dominar todo el país.
La difusión de esta leyenda fue impulsada en el siglo XVII por los Colegios Irlandeses que se asentaron en España, y en concreto el de Santiago de Compostela que tuvo un papel relevante por su proximidad a la ciudad herculina. Pasado un tiempo, el relato quedó en el olvido, al menos en Galicia, hasta que en el siglo XIX lo recuperó la corriente celtista encabezada por escritores como Manuel Murguía o Eduardo Pondal. Por el contrario, en Irlanda el mito se mantuvo vivo a lo largo de todo este período.
http://www.torredeherculesacoruna.com

Miércoles Mudo: De paseo por el Aquarium


martes, 15 de julio de 2014

Relato de una caída

Estaba yo tan tranquila sentada en el sofá, trabajando un poco en el blog cuando Peque se cansó de jugar con sus juguetes y decidió ir al juguete grande Mamá (léase, ordenador), pues el pequeño aunque le gustaba tanto como el grande, era más difícil de encontrar (el móvil).

Ahora, gateador experto, se puso en un instante a mi lado, escalo por la mesita de café y ya estaba a mi lado, de pie, aporreando las teclas del portátil.
-¡No, Peque, no! ¡Haces pupa al ordenador! -Le decía y por más que el pobre el ordenador se quejara pegando pitiditos Peque seguía concentrado en su faena.
Lo subí al sofá, a mi lado, le coloqué su piano y estuvo un rato entretenido, hasta que decidió volver con el juguete grande de Mamá, se colocó a mi lado, con suficiente sofá por todos los lados, pegó un salto para atrás enfurruñado y se cayó de espaldas al suelo. Cuando quise echarle la mano ya volaba por los aires, la cabeza le rebotó en el suelo e inmediatamente se echó a llorar. Lo cogí con cariño y fui a cambiarle el pañal, pues sabía que tenía muchísimo sueño, y sin más dejó de llorar. Eso me puso en alerta, ¿es este el síntoma de extraña conducta que advierten los expertos cuando realmente ocurre algo?

Como si se me fuera la vida en ello, empecé a llamar a un montón de expertos en la rama de sanidad, así como, a otras mamás. Una amiga de la familia, médico, me dijo que lo llevase a urgencias que era mejor que me dijeran ellos si tenía sueño por la siesta o el golpe. Pero ¿cómo iba a hacer? Era pleno mediodía, hasta aquí no llegaban los bueses, huelga decir que estaba sola, sin coche, sin vecinos. Salí a la calle llorando con mi bebé que reía entre mis brazos y un vecino que llegaba de trabajar se ofreció a llevarnos a urgencias.

Ni chichón, ni dolor, ni nada de nada. Peque le reía a las pediatras y a las enfermeras, sólo se puso a llorar cuando empezamos a desnudarlo. Lo pesaron, bebé de 10 meses y medio con 11,2000 kg. Ya decía yo que pesaba un poco. Una revisión sencilla, algunos consejos y para casa, gracias a un tío carnal que también estaba preocupado.

Una siesta de tres horas durmió, y el bicho feliz y contento despertó.




Y hasta aquí el relato. Insistieron mucho que si había perdido el conocimiento o había vomitado porque era malos presagios. Es importante que si se lleva un golpe tremendo en la cabeza, no dejar que duerma hasta que os lo vea un médico.

Conclusión: lo que me había alarmado era que había llorado muy poco cuando en realidad, había llorado poco porque no le había dolido. Pero a veces es mejor molestar un poco que después lamentar.

jueves, 10 de julio de 2014

Displasia de cadera

¿Qué es la displasia de cadera?La displasia de cadera o displasia evolutiva del desarrollo de la cadera (DDC) es el desarrollo anormal de la unión que hay entre la cabeza del fémur (hueso del muslo) y la cavidad de la cadera donde encaja. Como consecuencia se produce un desplazamiento de la cabeza del fémur hacia fuera.
El hueso del fémur se puede salir de la cavidad de manera intermitente por inmadurez o de manera permanente (llamada cadera luxada).
Esta enfermedad se presenta en 3-5 de cada 1000 recién nacidos. Afecta más a las niñas y a la cadera izquierda.


Soy mujer, tengo 27 años y tengo displasia de cadera en ambas piernas,más pronunciada en la derecha. Siento dolor cada día, a veces ya no le hago caso. Hay movimientos, como subir la pierna en el coche para sentarme o subir escaleras, portear, o subir cuestas en que noto más dolor que otras veces. También el estar de pie mucho rato y quieta, o llevar mucho rato caminando, y afecta mucho el peso como portear o empujar el carro o llevar las bolsas de la compra. Como ya os tengo contado no tengo coche, voy a patas y en bus a todas partes, el bus me queda a 700m de casa, cuesta abajo, para volver es cuesta arriba (es un bus que pasa cada media hora de lunes a viernes, si tengo que coger otro tengo que caminar unos 500m más). 

Un año antes de quedarme embarazada, le comenté a mi médico de cabecera que me dolía una pierna constantemente, incluso al estar sentada. Sin ningún problema me dio volante para el traumatólogo, este me dio cita para resonancia y radiografía, y cuando me tocaba la resonancia estaba embarazada y hubo que posponerlo hasta después (todo esto fue durante el plazo de un año). Esperé. Cuando fui a pedir cita para la resonancia la de la ventanilla me dijo que no tenía nada, que eso era imposible que me pidieran una resonancia para displasia de cadera y me dio cita para traumatología. Este me dijo que necesitaba la resonancia (todo esto fue en un plazo de ocho meses). Y hoy, por fin, me dieron los resultados. En realidad era para el día 11, es decir, mañana. Pero tres días antes me llamaron para cambiar para el día 10. El día 11, libraba Papá y se podía quedar con Peque pero hoy era imposible, los abuelos se fueron de vacaciones y no había nadie que se quedara con él. 

A las nueve era la cita y a las siete y media nos levantamos. Cogí gusanitos, galletas, juguetes,... cualquier cosa que me valiese para que no llorase durante la consulta y me quedase sin oír el diagnóstico. Pero en realidad, se portó de maravilla. Le dieron un globo y estuvo jugando con la enfermera mientras me revisaba el médico y al final, me dijo:

(Tened en cuenta que desde que acudí a mi médico de cabecera por un molesto dolor diario en la pierna pasaron dos años y medio)
-Si, la resonancia confirma lo que ya sabíamos. Tienes displasia de cadera. -Me quedé, vale eso, ya lo sabía hace un año.- Pero es leve, si te duele te tomas anti-inflamatorio, si te duele más, pero que no aguantas, le pides a tu médico de cabecera otro volante para traumatología.

Es decir, cuando empeores, miramos qué te hacemos. Que si tal, te decimos que vuelvas cuando te mueras de dolor. Mientras tanto, puedes ir deshaciéndote el estómago a base de anti-inflamatorios. 

Y yo, os pregunto. ¿Sabéis de alguna alternativa? ¿Conocéis a alguien que le haya pasado y encontrase otra cura o en privado o en otro especialista? ¿Alguien podría ayudarme antes de tener que empeorar?

martes, 8 de julio de 2014

¿Me vas a decir tú como criar a mi hijo?

Estoy super, pero es que hiper cansada, de que la gente no pare de darme consejos (malos consejos):
-Tienes que llevarlo a una guardería antes del año
-No puedes darle pecho que se te deforman
-¡Estás loca! ¿Cómo le das sólido con ocho meses?
-Si le enseñas los signos de sordomudos, después se van a pensar que es sordo
-Si lo metes en la cama después se malacostumbra y no lo sacas hasta que se case.
-Tanto llevarlo en la mochila te va a dar a lumbagia
Y un largo etcétera que ya os tengo contado en otras entradas y que a vosotras también os pasan.


Y os voy a decir que hoy, una prima me dijo algo y la verdad es que ni siquiera recuerdo qué fue, fue hace unas cuatro horas y no sé que es. Se acaba de sacar una carrera, está trabajando de dependienta en una tienda de ropa de alta costura y se cree lo más.

Mi madre y mi prima le estaban enseñando a levantarle la falda a la abuela. Yo por las buenas les dije:
-No le enseñéis a hacer eso que después me lo hace a mí en cualquier sitio, y por supuesto, la culpa no va a ser suya sino de quién se lo enseñó como una gracia.
-Bueno...-dijo mi prima- yo lo enseño a mis sobrinos a hacer la puñeta y hacer peinetas, y no les pasa nada, eso lo aprenderá cuando vaya a la guardería. -Este tema ya lo habíamos tratado así que no hizo mucho para encenderme.
-¿A caso está obligado por ley ir a la guardería?
-Pues cuando vaya al colegio.
-Allí ya espabilará -dice mi madre. (¡Pues vale! Pero mientras que siga siendo niño)
-(Mi prima dijo algo que no recuerdo)
-¿Me vas a decir tú como criar a mi hijo?
Y después de tantos y tantos años, no ha tenido huevos de responderme y yo me he quedado tan ancha.

Después le digo en broma:
-Y bueno, ¿cuando te casas? -Lleva ocho años con el mismo chico.
-¿Cómo? ¡JA! Yo no soy de esas. ¡Yo me licencié! -No como tú- Y ahora voy a ver mundo.
Me quedo pensando pues ya trabajarás que tu padre está harto de pagarte todo.



¡Qué levante la mano todas aquellas y aquellos que están hartas de que los demás se metan en la crianza de su propio hij@!

lunes, 7 de julio de 2014

#FotoFinde Despedida de soltera


Al final quedamos el día anterior, cuatro de nosotras. La hermana dijo que eran 50€ y pico por cabeza. Pero no era verdad, tenía que salir, como mínimo a 60€. Se lo dije y me dijo que era cosa suya, que ella pagaba todo lo de su hermana y todos contentos. Pues en vez de darle 51€ como hacían todas, le di 55€.

El día de la despedida nos lo pasamos muy bien. En el tupper aprendimos sobre lubricantes, lubricantes al agua, con aceite, con silicona, con relajante anal, con sabores, colores, y efecto frío/calor. Dildos, vibradores, balas vibradoras, anillos vibradores. Aceites de masajes, con olores, con efecto seda (este era increíble). Bolas chinas. Juguetes anales. Feromonas. Copa menstrual. Geles estimuladores. Y varias cosas más. Una chica se nos desmayó en medio de la charla, después no paraba de marearse y acabó por irse. Nos fuimos a cenar a las once de la noche: ibéricos, revuelto de setas y gambas, chipirones a la plancha y por último, churrasco mixto con chorizo, criollo, ternera y cerdo. Chupitos, y cafés e infusiones. De postre, lo que veis en la foto. Como íbamos de despedida la gente nos paraba en la calle, en los locales nos invitaban a tomar chupitos y cócteles, bailamos un montón aunque yo ya no entendía muy bien como se bailaban esas canciones, había una que no paraba de decir "caballito de palo". Llegó un momento que ya no podía más con la espalda, tenía un par de vértebras mal colocadas en las lumbares (como no fui al fisio) y no conseguía ponerlas en su sitio. Estaba reventada y había un par de chicas que estaban sin dormir por culpa del trabajo y otra por obligaciones. Finalmente nos fuimos a las cinco a casa, y justo fue entrar por la puerta y ponerse a llover a chaparrón. ¡La suerte que tuve! 

Total que me había llevado más de veinte euros para tomar después de la cena y el taxi pero una de las chicas me dijo que me llevaba. Y al final, no gasté nada. 

¡Nos lo pasamos genial y la novia la que más!

¡VIVA LA NOVIA!

PD: Me dice una amiga con sorna "¿vas a dejar a tu hijo solo?", "solo no queda, está con su padre"", porque era la primera vez que me separaba de él más de cuatro horas. Para mí que me tiene envidia porque tengo la paciencia de pasarme el día entero con mi pequeño y ella tiene que llevar a los suyos a la guardería, y no trabaja.

viernes, 4 de julio de 2014

Columpio

El otro día fuimos al parque que hay un poco más arriba de mi casa, está en medio de una urbanización y se creen que es suyo pero en realidad lo hizo el alcalde para todos. Pero cada vez que ponemos un pie allí, más de una nos echa una mirada de "¡esto es nuestro!"

Pues Papá, Peque y yo decidimos ir, no hacía frío, no hacía calor, no llovía. Montó en un columpio de bebés y se lo pasó pipa, tengo un montón de fotos de su carita de felicidad yendo de adelante a atrás. Vino otra mamá y le dice a su hijo de (apariencia) siete años. "¿Quieres que te monte?" El niño se quedó para Peque, que quizás no lo parezca pero tiene menos de un año, y debió de pensar que eso era de bebés (en realidad, lo es).

Y empezó a mover el columpio de adelante para atrás, el columpio se iba torciendo hacia el lado de Peque y la madre "Cuidado... te vas a romper los dientes... los dientes... te vas a hacer daño en los dientes... te vas a romper los dientes...." todo esto en cada movimiento del balancín que cada vez más acercaba para cruzarse contra el nuestro. El niño decidió irse a otro sitio y la madre lo siguió resignada. Papá fue enseguida a parar el columpio y le digo malhumorada "los dientes de leche caen". Y el sin mirar me contesta "quizás a quien deberían darle con el columpio en la boca sería a ella".



Como dijo una amiga...
No hay niños maleducados, hay padres imbéciles.

miércoles, 2 de julio de 2014

Miércoles Mudo Vistas desde.... III

Aunque muchas de vosotras ya lo habéis acertado con la anterior, os dejo la foto:


LA TORRE DE HÉRCULES. A CORUÑA.

(El próximo miércoles os hablaré de ella)

martes, 1 de julio de 2014

¿Soy una borde?

Hola. Hoy tengo un poco y me gustaría comentaros algo que me ha pasado ayer.

El 26 de Julio tenemos la boda de una amiga del instituto. La verdad es que me hace una ilusión tremenda, es a la cuarta boda que voy en vida (contando con la mía, también). Es una persona maravillosa que ha encontrado un hombre igual de maravilloso y que se merecen mutuamente, y sólo les deseo lo mejor y la mayor felicidad del mundo mundial.
¡Qué me alegro un montonazo por ellos!

Y el día 5 de Julio, este sábado, tenemos la despedida de soltera. La está organizando la hermana de ella con la ayuda de la hermana de él. Y hasta el momento ha sido una democracia. Nos ha ido preguntando lo siguiente:
-La fecha: 5 Julio
-El tipo de regalo: un camisón rosa muy mono
-El lugar para ir a cenar: un reservado en restaurante pintoresco del centro
-El menú de la cena: 20€ entre tapas y churrasco mixto, postre y demás
-La temática: flamencas
-El evento anterior: tuppersex
-El evento posterior: baile y karaoke
-Compra de accesorios
-Tipo de tarta: pene de chocolate

La temática de flamencas no puede elegir porque lo hicieron un día que se juntaron en persona y yo no podía por Peque. Eligieron ese porque ya tenían el disfraz para ella y nosotras iríamos de blanco y con accesorios rojos. Al final el disfraz no le valía y la organizadora se lo compró por 50€.

Y ya iba bastante dinero: 20 del menú + 20 del tupper + el camisón 7€ + y + y +. Tranquilamente ya habíamos llegado a los 60€. Y además había que sumar la salida de después, las consumiciones y entradas. Y siempre contando que ella no iba a pagar nada, que tendríamos que repartir su parte entre unas diez o menos personas. Y yo, al vivir fuera de la ciudad, tendría que pagar el taxi, que serían un mínimo de seis euros. Esto todo lo iba haciendo en mi cabeza. Cuando dijo que había comprado el disfraz y eran 5€ por cabeza más. Todo esto por whatsapp:

Yo: Por favor, antes de volver a tener que comprar algo de alto valor, consultanoslo. Que habra quien pueda permitirse pagar a 80e la despedida pero hay otra que no podemos, tenemos hijos, solo un sueldo que entra en casa, el regalo de la boda, mas los arreglos y la ropa; y esto empieza a hacerse muy caro
 Ella: Tranquila, la gente que no pueda, pago yo su parte. El vestido son solo 5 euros cada uno, pero no me importa pagarle a quien no pueda. Pense que no tenia que consultar por 5 euros.

Al final dijo que si me lo pagaba a mí que se lo pagaba a todas. Así que, el vestido lo pagaba ella y listo. Sólo una dijo que ella también le ayudaba que no tenía mucho dinero pero que le ayudaba. Ella decía que era su hermana y se lo merecía todo y quería que fuera perfecto. Y lo entiendo, pero ¿por qué tenemos que pagar los demás? Es mucho dinero aunque no lo vean. He tenido que anular la cita del fisio de este mes para poder pagarme una parte de la despedida (y de verdad, que lo necesito, entre las tendinitis del tobillo y la muñeca, la displasia de cadera en ambas piernas y todo el estrés que tengo y cargar con el pequeño se me quedan los hombros como rocas). Pero no lo entienden, he quedado como la mala. Han estado hablando con ella en privado porque una me lo dijo.

Al día siguiente hablé con una amiga que estaba en el hilo. Y me dijo "te perdieron las formas", "fuiste demasiado directa y seca". Y yo me quedé pensando, pero ¿no querían sinceridad? ¿No era esto una democracia? ¿Dónde todas votábamos las decisiones y ganaba la mayoría?

La verdad es que ahora que lo leo 5€ cada una es poco, salté por sólo 5€. Y supongo que me gané la enemistad de la gente que no me conoce. Pero es que son 5 de aquí, 5 de allá, 10 de aquí y 20 de allá y llegará un momento en que yo no pueda ir al tupper (con la ilusión que me hace) por pagar cosas a las que no he votado.

La gente con la que he hablado me dicen que son una hipócritas que primero piden sinceridad y cuando la tienen se lo toman a mal. Yo no creo que tampoco lo dijera tan borde, traté de decirlo elegantemente. Y en ningún momento le pedí que pagase mi parte y menos el vestido entero. Sólo que nos lo consultara. Y eso mismo le dije por privado, incluso le pedí disculpas por haber sido "tan directa" que en ningún momento pretendía ofenderla ni hacerle daño. ¡Yo miraba por mi bolsillo!

He decidido no darle más vueltas al asunto después de haber escrito y leer vuestras opiniones que tanto me importan. Quiero pasarlo bien el sábado y pasarlo aún mejor el día de la boda. Y así, lo único que voy a conseguir es sentirme muy incómoda y no querer estar con esa gente.



Y vosotras, ¿qué opináis? ¿He sido una borde?


lunes, 30 de junio de 2014

Realidades de embarazo

-Paño de embarazada: Por producción de melanina sale una pigmentación en pómulos, frente y labio superior. La exposición solar puede favorecer a su aparición. Desaparece después de varios meses de dar a luz. (A mí no me salieron, también me echaba protección solar de cara cada vez que salía de casa). También se puede dar en los pezones.
-Línea alba: por producción de melanina, sale un línea oscura que sube del pubis al ombligo. (Me desapareció a los tres meses de dar a luz).
-No comer carnes crudas o mal procesadas (como embutidos): Pues las bacterias quedan en los alimentos a no ser que se caliente mucho (hornear, freír, hervir,...) o se pase en el congelador un mínimo de quince días, sin abrir. Puede transmitir enfermedades como liseriosis, hepatitis, toxoplasmosis,... y provocar aborto o malformaciones o enfermedades a largo plazo en el feto. (Se puede ser inmune a la toxoplasmosis al pasarla anteriormente y no saberse, durante el embarazo te harán un análisis para ver la inmunidad a esta y otros virus).
-Medicamentos: No se pueden tomar medicamentos que no os haya recetado el médico, en conocimiento de vuestro embarazo. (Yo tomé omoxicilina como antibiótico y paracetamol).
-Malestares: Se puede sufrir dolores de espalda a causa del peso y la nueva colocación de la columna. Las digestiones lentas que provocan que los órganos estén comprimidos sobre todo los intestinos pueden provocar acidez de estómago. Las hemorroides se provocan por la presión que ejerce el útero sobre las venas. Piernas y tobillos hinchados, el motivo de la retención de aguas, levantar las piernas y beber mucha agua. Las ganas de orinar  nocturnas y los dolores posturales pueden causar que el sueño sea interrumpido continuamente. Dolor de pechos (yo dormía con un top de deporte) al estar creciendo y preparándose para la lactancia, se inflaman y duelen. Pueden dar calambres en toda la pierna e ingle para poder evitarlo, dormir de lado izquierdo y con la pierna de abajo flexionada. 





jueves, 26 de junio de 2014

Vaso evolutivo

Estuve buscando un vaso para que Peque pueda beber solo. Antes de eso utilizaba una botella pequeña con la boquilla sport, y la verdad es que bebía muy bien. Pero tenía que ser dependiente de alguien para beber, y dentro de lo que cabe él quiere hacer las cosas por sí mismo; ya come solito y a la mesa con los mayores, ya no come papilla y dependiendo de que alguien le meta la cuchara en la boca o antes o después de que coman los adultos. ¿Por qué no iba a beber también solito?

Así que me puse manos a la obras y empecé a buscar vasos evolutivos:

Vi que una amiga traía un vaso evolutivo de cuatro fases de la marca Nuby. Y me gustó mucho pero lo encontré por 18€ y era exageradamente caro para mi bolsillo, y esto fue en internet porque no lo encontraba por farmacias ni tiendas de puericulturas.
Había unos vasos evolutivos con la boquilla de plástico duro que no me gusta nada y son los más vendidos.

Pues en la tienda de Dulce Bebé de mi ciudad me vendieron un pack muy completo, que había salido premiado en TodoPapas. Pero me vendieron la moto. Me confirmó y reconfirmó que era antigoteo. Llegué a casa, lo llené de agua, le di la vuelta y salía el agua a cuatro chorro. Quise gritar. La tía me requeteconfirmó que era antigoteo y me encuentro que salía el agua por todos los lados. Total que lo fui a devolver al día siguiente y no me dieron el dinero sino un vale que me recomendaron que lo guardase bien porque era dinero. Papá dijo que eso debería ser ilegal que deberían devolver el dinero. Pero bueno. 

Al final fui a Prenatal y cogí este:
Aprende a beber como un niño grande. El vaso de transición perfecto para los niños pequeños. 
El revolucionario vaso de Philips AVENT permite a su hijo disfrutar de una transición sencilla a los vasos para mayores sin complicaciones. La exclusiva válvula antigoteo se activa con los labios y permite beber por todo el borde, como en un vaso para adultos. Me valió 12,25€.
Estamos muy contentos con el vaso, pero todavía le cuesta regular el chorro, acaba saliéndosele por las comisuras pero lo hace muy bien. Se siente mayor y al final de cada sorbo hace "aaaaggghhh" feliz y contento. Ahora ya es un chico mayor.